Actualmente en:Inicio > Conoce consejos e indicaciones sobre el uso de tus medicamentos

Conoce consejos e indicaciones sobre el uso de tus medicamentos


Uso de medicamentos

Indicaciones antes de usar un medicamento:

  • La mayoría de los medicamentos traen un sello de protección o un embalaje protector; hay que verificar que se encuentre inalterado.
  • Revisar siempre la fecha de vencimiento. Ésta se indica con mes y año.
  • Comprobar que el envase interior (blíster, frasco, etc.) corresponde fielmente a lo señalado en los rótulos del envase externo (caja), y éste, a su vez, con lo prescrito en la receta.
  • Si es comprimido (sólido), verificar la no presencia de manchas, y que no tengan olor ni sabor extraños, y que todos sean del mismo tamaño.
  • Verificar que las cápsulas, óvulos vaginales y supositorios no se encuentren quebrados y que estén sin manchas, sin mal olor y que sean del mismo tamaño entre ellas.
  • Si es un líquido, verificar que no existan objetos extraños flotando o en el fondo del frasco, que no tenga mal olor o un olor raro y que no tenga características extrañas.
  • Verificar que las cremas y pomadas no tengan grumos o un aspecto de mayonesa cortada y su sello esté sin alteraciones.

Indicaciones de cuidado antes de almacenar un medicamento:

  • Leer cuidadosamente en el envase si existe alguna indicación especial de almacenamiento.
  • Lo más importante para la seguridad de su familia y su tranquilidad personal es dejar siempre fuera del alcance de los niños, tanto los medicamentos que use en su momento, como los que ya no necesite y tenga que botarlos.
  • Eliminar los medicamentos en un lugar seguro donde los niños no tengan acceso.
  • Los medicamentos deben estar protegidos del calor, la humedad y la luz directa del sol. Por lo tanto no se deben guardar en el baño, cocina o cualquier lugar con mucho calor o humedad ya que el medicamento se puede descomponer.
  • Dejar sólo en el refrigerador los medicamentos que así lo indiquen; no se debe dejar todos los medicamentos en el refrigerador y menos congelarlos.
  • Las suspensiones extemporáneas (aquellas a las que es necesario agregar una solución al polvo contenido en el envase antes de utilizar) tienen una duración bien establecida, la cual está escrita en el envase del producto.
  • Tener mucho cuidado en el almacenamiento de un medicamento al transportarlo de un lugar a otro, tener presente el cambio de clima, temperatura y dónde va a almacenarlo en el nuevo lugar.
  • Para los productos que requieren ser guardados a bajas temperaturas para su almacenamiento, es necesario mantenerlos el mayor tiempo posible a esa temperatura, ya que pierden su actividad rápidamente si se mantiene mucho tiempo a la temperatura ambiente. Nunca transportar en los bolsillos. Por ejemplo: vacunas.


Peligros de la Automedicación

¿Quién no ha acudido alguna vez a la farmacia, sin receta, a adquirir un medicamento recomendado por un familiar, pero que requiere prescripción médica? ¿Y quién no ha comprado un medicamento recetado antes por el médico para esa dolencia banal (garganta, oído) que padece en invierno, pero se cura con fármacos que no precisan receta?

En el primer caso, estamos ante una persona que opta por la autoprescripción. En el segundo, tenemos a un usuario que, reconociendo los síntomas de la enfermedad sufrida periódicamente y “sabiendo el modo de combatirlos”, se inclina por la automedicación.

Los especialistas de la salud son enfáticos en resaltar el peligro que implica la autoprescripción y/o la automedicación. Su origen está en que no se hace un diagnóstico, y el único profesional idóneo y autorizado para ello es el médico: no los familiares, ni amigos, ni el químico farmacéutico.

Consecuencias

La autoprescripción tiene para buena parte de la población y para la mayoría de los médicos, connotaciones negativas al constituir una terapia no controlada, la cual deriva habitualmente en uso irracional de los medicamentos, riesgos e incremento de los gastos en salud.

Las consecuencias son importantes: retrasar el diagnóstico, establecer un diagnóstico incorrecto, enmascarar la enfermedad, prolongar o agravar la patología, seleccionar una farmacoterapia incorrecta, conducir al uso inadecuado y peligroso de medicamentos, incrementar el riesgo de reacciones adversas y de interacción de fármacos, contribuir al fenómeno de la resistencia a los medicamentos, facilitar el contagio y fomentar la drogo-dependencia.

Existen factores que condicionan y favorecen el consumo de medicamentos sin prescripción, como la venta de medicamentos en lugares no autorizados (micros, ferias libres, almacén de barrio), la escasa accesibilidad al facultativo, el poco tiempo libre de los usuarios y el excesivo relajo en el cumplimiento de la legislación sobre dispensación de especialidades farmacéuticas que exigen receta médica.

Medicamentos de Atención Especial

Algunos grupos de medicamentos merecen especial atención, porque son objeto de consumo indiscriminado y pueden acarrear serios problemas.

1)     Antibióticos.

Se espera de ellos la curación definitiva de los procesos infecciosos, del tipo que sean. Son los que más expectativas han generado en los últimos años. En la mayoría de las ocasiones, no están indicados ni se toman en las dosis adecuadas ni con la duración necesaria. El resultado es que además de otros efectos indeseables, se ha observado un incremento importante de las tasas de resistencia bacteriana. Los gérmenes se vuelven resistentes a los antibióticos, lo que en breve plazo constituirá, advierten los especialistas, un grave problema de salud pública.

2)     Analgésicos.

Los datos sobre su consumo e investigaciones realizadas con el propósito de evaluar la automedicación en Chile, refieren un empleo masivo de analgésicos en todos los grupos de edad.

3)     Antiinflamatorios no esteroidales (AINEs).

Su consumo creciente, asociado o no a analgésicos, afecta fundamentalmente a las personas de más edad, que sufren más procesos inflamatorios crónicos y degenerativos. La gastritis y las hemorragias digestivas, además de otros efectos adversos, son los riesgos más habituales.


Efectos adversos de los medicamentos

Además de los efectos que se esperan de los medicamentos para mejorar nuestra salud y calidad de vida, también existen los efectos no deseados, llamados efectos adversos o secundarios, es decir, un medicamento puede provocar efectos distintos a los deseados.

Estos efectos adversos pueden necesitar de atención médica o no, por lo tanto es importante que usted conozca sobre ellos y pregunte al médico o al químico-farmacéutico qué efectos adversos puede provocar el medicamento que está usando o que va a usar y qué hacer en caso que se presenten estos efectos.

Los efectos adversos están directamente relacionados con el uso adecuado de los medicamentos, es decir, si usted no los usa correctamente, los efectos no deseados pueden presentarse y llegar a ser peligrosos.

Cada vez que esto suceda, acuda a su médico inmediatamente.

Pregunte siempre a su médico o al químico-farmacéutico si tiene dudas sobre algún medicamento.

Factores

Existen varios factores que pueden desencadenar un efecto adverso:

  • La dosis a administrar.
  • La cantidad de medicamentos administrados al mismo tiempo.
  • La vía de administración.
  • La edad (en niños y ancianos existe un mayor cuidado).
  • Embarazo.
  • Personas que consumen alcohol y fuman.
  • Personas con enfermedades que comprometan órganos esenciales en la absorción.
  • Distribución y eliminación del medicamento en el organismo.

Todos los antibióticos deben ser usados bajo indicación médica.


Vencimientos

Todos los fabricantes, para tener una seguridad de cumplir con las normas vigentes de identidad, concentración, calidad y pureza de un producto farmacéutico que requiera o no receta médica, colocan en el envase la fecha de vencimiento o expiración. Esta fecha es válida mientras el producto se encuentre en su envase original, debidamente cerrado, según las condiciones indicadas por el fabricante para su almacenamiento.

Cuando la fecha de vencimiento de un medicamento se ha superado, éste puede experimentar cambios en la concentración o producir sustancias dañinas para el organismo, así productos farmacéuticos estériles, como colirios o medicamentos inyectables, pueden contaminarse por gérmenes después de la fecha de vencimiento.

No debe utilizar ningún medicamento después de su fecha de vencimiento.

¿Dónde Buscar?

Todo producto trae impresa, en alguno de los costados de su caja, la fecha de vencimiento o expiración del producto.